Calinda

Calinda es uno de los primeros cultivares de maduración de día corto. La variedad destaca por sus buenas bayas, de firme textura y excelente sabor. Nos ofrece, además, un comportamiento post- cosecha desconocido en otras variedades. Afirmamos, sin lugar a dudas, que la fruta llega en perfecto estado a todos los rincones de Europa.
De forma cónica bien desarrollada, la fruta de Calinda es muy uniforme. El fruto tiene un Brix muy constante que, a diferencia de otras variedades, se mantiene relativamente alto durante toda la campaña. Es idónea para las zonas de cultivo donde predomina el clima mediterráneo.

Para una descripción detallada de Calinda, haga clic aquí.

Floración y cosecha

Calinda entra en producción algo antes que Splendor, y a la par con las demás variedades predominantes en el Sur. Produce vigorosos tallos largos de flores grandes que contienen gran cantidad de polen. Esta abundancia de polen, produce unos buenos frutos, bien desarrollados. Debido al crecimiento abierto de las plantas, los frutos son fáciles de recolectar. Esto se traduce en un abaratamiento considerable de los gastos de recolección. Una vez en campaña, las distintas cosechas son uniformes y similares, por lo que las producciones son muy predecibles, simplificando la planificación y logística de cada recolección.


La calidad del fruto

La fruta de Calinda es bonita y uniforme, de color rojo intenso con un bonito brillo. Es muy jugosa y tiene un excelente sabor y textura. Las semillas están ligeramente hundidas.

La forma del fruto es la típica y apreciada forma de corazón, terminada en punta. La textura de Calinda es especial. En comparación con la mayoría de los cultivares de Europa del Sur, su pulpa destaca por su suavidad. Calinda es una verdadera caricia para el paladar, muy adaptada al gusto del consumidor noreuropeo que ya nos ha mostrado su preferencia por Calinda. El peso medio del fruto es alto y regular. Nunca demasiado bajo, ni siquiera en los tramos finales de producción. Los frutos se adaptan bien a las diferentes condiciones climáticas ambientales. Tanto con clima seco, húmedo, frío o caliente, la fruta mantiene su firmeza y grados Brix. Si sumamos a estas cualidades su excelente transportabilidad y su larga vida útil, nos encontramos con una variedad única.

Sensibilidad a enfermedades

Calinda es muy resistente a la pudrición de la fruta (Botrytis cinerea) y de la corona (Phytophthora cactorum). No es sensible a oídium (Podosphaera aphanis). Por su alta resistencia a las enfermedades propias de la fresa, cumple fácilmente con las más estrictas exigencias comerciales, de bajos niveles de residuos.

Experiencia de cultivo

El cultivo de Calinda es relativamente fácil. Calinda puede plantarse con una distancia entre plantas de 20 a 30 cm dentro de las filas. Produce una cosecha sana que se desarrolla muy bien durante toda la temporada.

La cosecha se inicia al mismo tiempo que las variedades más tempranas. Los primeros frutos son relativamente grandes y bien formados. Cuando las temperaturas suben, el rendimiento y la frecuencia de la recolecta también aumentan. Resaltamos la ausencia de golpes o picos de producción. El desarrollo de la plantación es equilibrado y asegura una producción estable sin grandes exigencias, adaptándose a distintos tipos de suelos y fertilizaciones. Calinda necesita una fertilización con unidades normales de macroelementos NPK y de microelementos.
No hay datos que nos indiquen que requiera una aportación especial de nutriente alguno.

Calinda está protegida por los derechos de obtentor y se comercializa bajo licencia.

¿Está interesado en el valor añadido de nuestras variedades?
No dude en ponerse
en contacto con nosotros.
¡Envíe a Fresh Forward un mensaje!